Especial
Especial

Cuidados paliativos

Muñecon Mc Coy.
Ciudad de México.
12 de octubre de 2016.


Fue a finales de julio o principios de agosto del 2010, cuando mi padre, víctima de dolores muy fuertes en una pierna y abdomen, me pide que lo acompañe a una consulta con un médico particular, quien nos da el diagnóstico que cayó como una cubetada de agua helada: cirrosis hepática en una etapa muy avanzada con un muy mal pronóstico.

Ya que mi padre era derechohabiente del ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado), decidimos que continuara ahí con estudios de laboratorio y tratamiento. Desafortunadamente con el paso de los días, los dolores se tornaron más fuertes; al grado de no poder ni siquiera dormir. Pregunté a los médicos de urgencia, al médico familiar y al gastroenterólogo si se le podía hacer algún procedimiento o darle algún medicamento que lo ayudara, que si bien sabíamos que su muerte era inevitable, al menos darle un poco de calidad de vida: en todos los casos la respuesta fue negativa. Al poco tiempo, en efecto, mi padre falleció con todo y su malestar.

Años después por azares de la vida, ingresé a trabajar al sector salud y una de mis primeras asignaciones fue apoyar logísticamente en la organización de un ciclo de conferencias de un tema que hasta ese momento era desconocido del todo para mí: Cuidados Paliativos. Conforme los ponentes exponían, se abrió un panorama inmenso para mí. SIEMPRE hay algo que hacer.

Pero vamos por partes, ¿Qué son los Cuidados Paliativos? Una definición que me gustó mucho es la siguiente: “Es el conjunto de medidas terapéuticas integrales encaminadas a lograr la mejor calidad de vida posible y disminuir el sufrimiento físico y psicológico aplicadas al paciente con enfermedades terminales y a su familia”. ¹ Es decir, no pretenden acelerar ni retrasar la muerte del paciente, sólo evitarle sufrimientos innecesarios.

Los Cuidados Paliativos nacen en la Inglaterra de los años 60 del siglo pasado como una respuesta a las necesidades insatisfechas de atención hacia los pacientes con padecimientos terminales y sus familias ², y que actualmente abarca también padecimientos crónicos que cursen con dolor aunque no pongan en riesgo la vida.

¿Cuál es su importancia? Tal vez usted en este momento sea joven, fuerte como roble y con una salud envidiable, lo cual me da mucho gusto. Pero el hecho es que todos envejeceremos y el mejor de los casos nuestros cuerpos se irán deteriorando naturalmente, o podemos incluso en la juventud, sufrir algún padecimiento o accidente, por lo que gran parte de nosotros los requeriremos en algún momento.

Aunque los Cuidados Paliativos nacen desde una perspectiva médica, hoy en día es una disciplina multidisciplinaria que debe abarcar a distintos profesionales, entre ellos: Médicos generales, enfermeras, psiquiatras, psicólogos, tanatólogos, trabajadores sociales e incluso si el paciente o la familia lo requieren, apoyo espiritual por parte de un sacerdote o ministro de la religión que profesen.

Usted probablemente se pregunte: ¿También la familia? ¡Claro! Tomemos en cuenta que los familiares de los pacientes son en la mayoría de los casos fungen como cuidadores de los pacientes con padecimientos terminales o crónicos y es una tarea muy desgastante tanto física, como psicológicamente y por tanto requieren de acompañamiento.

Desafortunadamente, como fue el caso de mi padre, aún no se logra el acceso universal a dichos cuidados, sobre todo en México. Muchas veces por falta de preparación del mismo personal encargado de proporcionarlos, falta de presupuesto o simplemente el burocratismo brutal que se vive en el Sector Salud. Pero no todo está perdido, poco a poco se ha ido tomando conciencia de la importancia que tienen los Cuidados Paliativos que deberían ser considerados como un Derecho Fundamental.

Así que en este día 11 de octubre que se conmemora el Día Mundial de los Cuidados Paliativos, recordemos que SIEMPRE es posible mejorar aunque sea un poco la calidad de vida de los pacientes y sus familias, y quiero terminar con esta reflexión del médico italiano Augusto Morri (1841-1912), que considero define de una manera excelente los Cuidados Paliativos: “Si puedes curar, cura. Si no puedes curar, alivia. Si no puedes aliviar, consuela”.

  • 1 López Mora, E. 2013. Necesidades del sistema de salud para la implementación de los Cuidados Paliativos. Academia Nacional de Medicina de México.

Sin comentario
336x280ad

POPULAR POSTS

Otras noticias