Foto: Especial.

¿Y las acciones afirmativas apá?

Marzo marca el inicio de una contienda electoral sin precedentes en nuestra patria. En esta ocasión, las ciudadanas, ciudadanos y ciudadanes de México nos preparamos para elegir a la próxima presidenta de la República, así como a 128 senadores, 500 diputades y, a nivel local, a 1 gobernadora, 46 alcaldes, 36 diputades, 52 síndices y 418 regidores en Guanajuato.

Es innegable que existe una deuda histórica en materia electoral con comunidades que han sido sistemáticamente marginadas, como las personas de la diversidad sexual y de género, las personas con discapacidad, las afroguanajuatenses e indígenas.

Es por ello que, desde hace meses, el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) ha estado «trabajando» en la creación de acciones afirmativas para beneficiar a estos sectores. El resultado de este esfuerzo, en términos simples, ha sido la resolución del IEEG de asignar las primeras cuatro fórmulas a representantes de estos sectores, sin aplicar ningún otro criterio.

Sin embargo, esta resolución ha sido impugnada por un grupo de personas que argumentan que no aborda de manera integral la inclusión en el ámbito electoral. A pesar de ello, el TEEG ha mantenido su postura, lo cual subraya la urgencia de reformar el poder judicial, ya que este suele privilegiar los acuerdos y favores políticos y económicos.

Nos encontramos ante un panorama en el que solo tenemos dos opciones: seguir avanzando hacia la continuidad y la inclusión, o retroceder hacia un pasado neoliberal en el que la diversidad era utilizada meramente para la imagen. Es crucial que nos unamos como comunidad NBLGBTIQA+ para conquistar los espacios políticos y de toma de decisiones en este proceso electoral de 2024.

Deja un comentario